Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

"El Cura Verdugo"

Muy de mañana, aún de noche,

Antes de tocar diana,

Como presagio funesto

Cruzó el patio la sotana.

¡Más negro, más, que la noche

Menos negro que su alma

El cura verdugo de Ocaña!

 

Llegó al pabellón de celdas, allí oímos sus pisadas

Y los cerrojos lanzaron

Juventud imbatida, por Blas de Otero

Fuiste pasando pájaro de colores
álamo alzado al borde de una trinchera
atravesaste la patria en horribles camiones
erizados de armas...
alcañiz, morelia,
nules, guadalajara,
así sucedió - y un día sono la paz
como campana funeral, se enrareció
el aire
y fuieste pasando pájaro gris
hero bajo el ala
derivaste hasta el barranco de una mina
enalteciste
la lucha en plena noche
por una patria
de alegría de acero y belleza.

SONETO A ROBERTO GÓMEZ ALCALDE, por Honorio Cadarso

¡Tierra de olivos, vino y pan candeal

Tu Rioja roja de sangre, Roberto!

De sangre viña y chopos se han cubierto

¡Otoño de aquel 36 fatal!

 

¡Tantas vidas por un mismo ideal

Justicia, paz, salud, trabajo cierto

Todos los pueblos en igual concierto

En afán armonioso y fraternal!

 

De tu sangre y la de 2000 riojanos

Ha brotado semilla de creyentes

En vuestra misma fe en la libertal

 

Y en la bondad de los seres humanos

Que abrazará a los cinco continentes

LA BARRANCA

A UN POETA MUERTO

"PARA LA LIBERTAD" de Miguel Hernandez

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.

Para la libertad, mis ojos y mis manos,

como un árbol carnal, generoso y cautivo,

doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones

que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,

y entro en los hospitales, y entro en los algodones

como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos

de los que han revolcado su estatua por el lodo.

Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,

de mi casa, de todo.

EN MEMORIA DE LOS MASACRADOS EN LA BARRANCA.

No estáis solos;

No estáis solos ni olvidados

Ya vamos quedando pocos

De los que vivimos, de los que sentimos,

Y que presenciamos vuestro asesinato.

 

Venimos aquí, para recordaos;

Y que no se olvide

Nunca el holocausto.

Que vuestros hijos y nietos

Y los hijos y nietos de vuestros hermanos,

También lo recuerden

Y aquí a este recinto,

Vengan, año tras año;

Hasta el fin del mundo

Para recordarlo.

 

Y sé que me oís, mi mente lo siente,

El patrón y el cacique. Por Salva Artacho.

El patrón y el cacique, 
el gobernante y el banquero,

“Al Sol y sin nada...”. Por Salvador Artacho

Al pasar por aquel lugar,

dónde durante tantos  años,

deje mis esfuerzos, 

sudores y sueños,

ahora, vagando perdido,

con  gran desesperación,

revivo  aquel tiempo  pasado

y tiemblo y desespero. 

Rotos los sueños

de  hoy y de mañana,

se esfumaron en la nada

por la codicia del patrón.

Las manos cerradas,

apretadas en los bolsillos,

con el pie empujando

las chinas del camino...

La 'nada'  se apodera,

ALGO DE LO QUE PASÓ EN EL 36. Por Máximo Sicilia.

Se ven negros nubarrones

en un horizonte oscuro

si las nubes se ven negras

aún mas negro es el futuro.

 

Los ánimos se exaltan

y mientras unos gritaban

otros mientras calladitos

su venganza preparaban.

 

Les mandaron un trabajo

que segasen primaveras

y lo entendieron muy bien

Distribuir contenido